Blog

En japonés "memorizar" se dice "oboeru" (おぼえる)

El japonés es divertido, interesante y bonito; y es la llave maestra para entender de verdad la cultura nipona. Cuando empiezas a estudiarlo seguro que estás realmente motivado, y eso viene muy bien para aprender cualquier cosa.  Pero -como castellanoparlante - hay datos importantes que debes tener en cuenta:

1.    Nuestros idiomas no vienen del mismo sitio, por lo que no comparten raíces, estructura, ni bagaje cultural.

2.    Eso implica que no puedes “tirar de instinto” para aprender el vocabulario, como a veces ocurre con el francés, inglés, alemán… Tienes que memorizar.

3.    Memorizar por repetición es una de las maneras más ineficientes de meterte algo en la cabeza.

Si ya has aprendido otros idiomas, te habrás dado cuenta de que es fácil memorizar series de palabras (como números, meses o días de la semana), pero es mucho más difícil cuando se trata de una lista de conceptos aleatorios (como los verbos irregulares). Esto sucede porque nuestro cerebro está pensado para recordar sin esfuerzo cosas que tienen sentido como un todo (una historia), que son útiles para la vida diaria, cercanas emocionalmente, o que hemos vivido en primera persona. Repetir un millón de veces una lista de palabras no cumple ninguna de estas condiciones. Así que vamos a ver un sistema muchísimo mejor: la mnemotecnia.

Esta técnica consiste en ayudarse de la imaginación, la asociación de ideas y los pensamientos coherentes para memorizar algo. Es muy efectiva porque utiliza al mismo tiempo tres procesos para reforzar un recuerdo:

1.    Crear una imagen (mental) basada en nuestra experiencia,

2.    definir una idea concreta,

3.    e inventar una historia (más o menos) lógica.

En este caso, vamos a aplicar la mnemotecnia a la escritura romanji (u occidental) del japonés porque se parece muchísimo al idioma hablado, y verbos en su composición informal.

¿Preparados? ¡Vamos allá!

Verbo escuchar / kiku (きく).

Ki-kú, ki-kú… En seguida nos ha venido a la cabeza un pájaro de cuco tocando las horas. ¿Lo escuchas tú también? La musicalidad y las onomatopeyas son muy útiles para recordar. También te puede servir para aprender a decir corazón / kokoro (こころ).

Verbo comer / taberu (たべる).

¿A qué te suena? En castellano suena a “tablero”. ¿Se te ocurre una manera de asociar las palabras/conceptos “comer” y “tablero”? Por ejemplo “En Japón se come en un tablero muy bajito”. No está mal. “Taberu” es parecido a “table” (mesa) en inglés. Y, ¿dónde comes? En la mesa.

Verbo viajar / ryokoo (ょこう).

¿Qué tal: Vamos a viajar por el río “ko”? Pero ¡ojo! cocina / ryoori (como en cocina japonesa / nihon ryoori) tiene la misma raíz y puedes confundirte. Podrías darle una vuelta de tuerca diciendo: Para viajar lejos, usar el río “ko”; para viajes gastronómicos, el río “ori”.

Lo esencial es que crees la mnemotecnia tú mismo. Y si los resultados son tan rebuscados que te cuesta recordar la “historia”, es mejor que te plantees memorizarlos de otra manera. Por ejemplo, puedes ver tus series anime favoritas en versión original.

Dominar el japonés requiere esfuerzo, pero piensa que ya has dado el paso más importante: decidir aprender un nuevo idioma. Te aseguramos que el japonés no te va a decepcionar. Y, si todavía no lo has hecho, apúntate al curso anual de japonés del Centro de Idiomas. También te enseñaremos a memorizar el japonés.

すぐにあなたを待っています

Sugu ni anata o matteimasu!

¡Te esperamos pronto!

Nivel: