Blog

Aprende inglés viendo series y películas en versión original

¿Eres de los que elige versión original cuando se sienta a ver una serie? ¿la ves con subtítulos o sin ellos? ¿o eres de los que prefiere ver una película doblada al castellano? Se trata de un debate que siempre suele salir en conversaciones entre cinéfilos y seriefilos. Nosotros lo tenemos claro, si queremos aprender inglés la mejor opción es optar por la versión original.

Por suerte, hoy en día podemos elegir y cualquier momento es bueno para seguir aprendiendo. Tanto con los formatos físicos como el DVD o Blu-Ray que permiten la selección de idiomas, como en la mayoría de canales de televisión donde podemos activar el idioma original y los subtítulos de la película de turno, tenemos una oportunidad de oro para seguir practicando nuestro inglés desde el sofá de casa.  

Lo de los subtítulos es un tema aparte. Evidentemente, si estamos empezando con el aprendizaje del idioma necesitaremos de los subtítulos traducidos a nuestro idioma para lograr entenderlo, aunque muchos dicen que los subtítulos pueden convertirse en un arma de doble filo y hacer que no nos esforcemos en entender lo que estamos escuchando. Pero los subtítulos también nos servirán para analizar la entonación, la musicalidad, las estructuras o las expresiones típicas del idioma original

Una opción muy interesante para un estudiante de idiomas es optar por los subtítulos en el idioma original. Con esta opción lo que estamos escuchando y lo que leemos será lo mismo, por lo que podremos centrarnos en la comprensión y la adaptación auditiva al idioma extranjero, además de no perder detalles de los diálogos por la traducción. 

Más allá de la cuestión de aprender inglés, hay una serie de motivos por los que merece la pena optar por la versión original. Con el doblaje se pierde parte del trabajo original del actor, aunque en España contemos con una de las industrias del doblaje más profesionales que existe. De hecho, si estamos acostumbrados a ver a determinados actores en castellano, nos puede resultar extraña su voz real una vez demos la oportunidad a la versión original. Otra cuestión son los diferentes acentos que se pierden en la versión doblada o la aparición de personajes latinos en películas americanas, que en los doblajes es difíciles entender que realmente hablan idiomas distintos. 

En definitiva, estos son algunos de los motivos por los que creemos que nos puede resultar interesante optar por la versión original en el visionado de películas y series de televisión para ayudarnos a seguir aprendiendo y mejorando nuestro inglés.

Nivel: