Blog

Todo lo que deberías saber antes de irte de Au pair

Países como Inglaterra, Irlanda o Estados Unidos acogen todos los años a miles de jóvenes que, con el objetivo de perfeccionar su nivel de inglés y ganar algo de dinero, dejan temporalmente sus hogares para empezar una nueva etapa y vivir una experiencia enriquecedora en otro país cuidando peques. Una familia local los acoge en su casa y les ofrece alojamiento, manutención y una paga semanal a cambio de que cuiden a sus retoños… suena bien, ¿verdad?

Esta experiencia puede ser la más maravillosa de tu vida o convertirse en una nightmare. Por ello en este post te ofrecemos algunos consejos que pueden serte útiles si estás pensando en embarcarte en esta aventura o conoces a alguien que piensa hacerlo.

Saber inglés

Puede parecer una obviedad, sin embargo, no lo es. Tendrás que poder entenderte con la familia con la que te alojes, y aunque no te van a exigir un nivel específico sería conveniente poder comunicarte con ellos correctamente para evitar malentendidos. Con nuestros cursos de inglés puedes aprender o mejorar tu nivel para así ir con la confianza de que podrás hablar sin problemas con la familia o la gente que conozcas.
 

Especificar tareas y horarios

No son pocos los au pairs que, más que cuidar niños, se han encargado de las tareas del hogar. Para que esto no te ocurra, es conveniente que establezcas con anterioridad tus tareas así como el horario en el que vas a estar cuidando a los niños. Las tareas de una au pair deben girar en torno al cuidado de los niños, llevarles al colegio, al parque, darles de comer, cambiar pañales… No obstante, debes tener en cuenta que formarás parte de esa familia y que por tanto deberás colaborar en las tareas que te incumben, eso sí, no dejes que se aprovechen.

En cuanto al horario, es importante que la familia respete las horas de trabajo pactadas desde un primer momento y en el caso de que tengas que hacer más, deberían pagártelas a parte y como horas extra. También es importante saber si los padres van a requerir baby sitting, es decir, que te encargues de los niños fuera de tu horario laboral ya sea por la noche, los fines de semana, un par de veces al mes...
 

Pedir la opinión de antiguos au pairs

Nunca vas a saber a ciencia cierta el panorama que te encontrarás al llegar, habrás hablado un par de veces con la familia, conocerás lo que ellos te habrán contado, pero no mucho más. Por eso es muy importante que pidas referencias sobre la familia a au pairs que hayan pasado por la misma casa. En el caso de que la familia no te facilite esa posibilidad sería conveniente buscar otra. Si por el contrario sí que te ofrecen la oportunidad de hablar con alguno de sus antiguos au pairs aprovecha y que te cuenten su experiencia. De este modo podrás ir más tranquilo porque ya podrás intuir como será tu experiencia, al menos en el ámbito familiar y será más difícil que te lleves una sorpresa.
 

Conocer la cultura de la familia y cómo es su día a día

Quizá no le des importancia, pero vas a pasar mucho tiempo con la familia, por ello es conveniente que conozcas su religión, su cultura o sus tradiciones con el objetivo de saber si vas a poder adaptarte a su día a día y convertirte en un miembro más. Asimismo, saber cómo es un día normal en sus vidas también te ayudará a saber cómo se organizan, a qué se dedican los padres, si trabajan desde casa, si suelen viajar por trabajo… En definitiva, a conocerlos un poco mejor.
 

Establecer un contrato

En algunos países las familias que cuentan con au pair se benefician de una ayuda económica por lo que les interesa que el acuerdo se formalice con un contrato. No obstante, cada familia es un mundo y siempre existen excepciones por lo que te recomendamos que establecer un contrato sea un requisito para irte. De esta manera vas a tener por escrito las tareas que vas a desempeñar, el horario que realizarás y el tiempo que vas a permanecer con ellos. Además, en el caso de que no cumplan con su palabra, tendrás la ventaja de que ha quedado todo por escrito. Ten en cuenta que por firmar este contrato no estás obligado a estar con una familia con la que no estas a gusto o que se aprovecha de ti. Siempre vas a tener la puerta abierta para irte.
 

Si sigues todas estas pautas seguro que vivirás una experiencia maravillosa. Por ello, te animamos a que te lances a vivir una aventura única que te permitirá ponerte a prueba, conocerte mejor, aprender inglés y tener un bonito recuerdo para toda la vida.

Nivel: