Blog

El cuento de nunca acabar

Hace ya ocho años que escribí este blog que os dejo a continuación. Cuando mis dedos golpeaban el teclado del mi ordenador redactando estas líneas me sentía inmerso en cuerpo y alma en el estudio y preparación de una oposición pública. Eran muchos los sentimientos que afloraban en mí, ilusión, esperanza, desasosiego en algunos momentos, fortaleza y decisión. De todos es sabido lo duro y tortuoso que puede ser el camino del opositor, pero ahora unos años más tarde y con la armadura bien forjada os dedico este blog a todos esos alumnos y jóvenes profesores que tengo en mis clases y que necesitan ese empujón que necesitan para realizar sus sueños como docentes. Espero que os guste:

"Durante este año he vuelto a hacer lo que juré que nunca volvería a hacer: ESTUDIAR.

Sí. Después de cuatro años de trabajos "basura" y un parón importante de mis neuronas psico-creativas, he decicidido prepararme una oposición pública.

Áquel que dió nombre a tal prueba estoy seguro que lo hizo a conciencia y de hecho seguro que fue el primero en presentarse a una porque sabia muy bien lo que decía.

"Oposición", a tu libertad. Una clausura que te aisla del mundo exterior sin dejarte apenas un ápice de contacto con la vida que gira a tu alrededor y de la cual eres consciente únicamente por las tonalidades que alumbran tu nido donde los libros son tus mejores aliados. Pasan las tardes, los días grises y los lluviosos que te saludan golpeando los cristales de tu estudio e incluso algún que otro rayo de sol te informa que el mes de Junio esta cerca y el exámen acecha.

¿Vale la pena -como dice Marc Anthony en la canción- emplear no se sabe bien cuantos años de tu vida, después de los oficiales hasta que eres universitario, para tener un trabajo estable?. ¿Vale la pena volver a hincar los codos para luchar por lo que te gusta a base de subir a un caballo, desenfundar tu espada de la paciencia, la valentía, el tesón y la constancia para tener un futuro mejor?.

Esta es la tercera vez que me presento a una oposición pública para lograr ser profesor de lengua inglesa en secundaria. Un reto descorazonador en algunos momentos porque al final del larguísimo túnel nos espera una jauría de adolescentes con las neuronas de fiesta día sí y día también. El reto de ser profesor hoy por hoy es algo que en nuestro país por desgracia hace aguas por todos lados. Hace unos años, la figura del profesor, del maestro, era la de un modelo a seguir, un héroe al que imitar y respetar. Una fuente de sabiduria y conocimiento de la cual como alumnos bebíamos y nos enriqueciamos. Pero, ¿qué ha pasado? ¿dónde flaquea el sistema educativo español? ¿es el gobierno y su errónea orientación de la legislación lo que lleva este tren a descarrilar?¿o es la misma sociedad, el permisismo incondicional de los padres lo que ha creado monstruos en las aulas imposibles de controlar?.

Son ya casi seis años que la nueva ley de educación entró en vigor y no parece ser que la cosa pinte a mejor. Constantemente estamos viendo noticias en la televisiçón y periódicos de maltratos a profesores por parte de alumnos, de los mismos alumnos entre sí, humillándose unos a otros, y amenazando a sus propios compañeros. Esta claro que siempre han habido "matones" en las clases, o el "chulito" que controlaba al grupo, o el gracioso que buscaba su papel en el microcosmos del colegio. Pero la situación actualmente se ha enturbiado y hablamos de agresiones, de amenazas llevadas hasta su fin, de denuncias por parte de los distintos miembros de la comunidad escolar.

Desde aqui sólo quiero lanzar un halo de esperanza a un futuro mejor, a un sistema educativo español que se centre en formar y educar a los alumnos y no a cuidarlos unas horas y darles unas palmaditas cuando salgan por la puerta del colegio porque han sabido juntar dos silabas para decir "gracias". Que los profesores y maestros disfruten de lo que hacen, que se enriquezcan ellos tambien del mundo interior de los chavales y lleguen a un entendimiento donde ambos salgan ganando.

Aquí, sentado en el sillón de mi estudio, a unos meses de formar parte ese sistema, lucho por mis sueños, por mis inquietudes. Lucho contra las sombras negras del desasogiego que vienen a por mi cada noche para robar mi caballo de batalla y provocar en mi una ratirada anticipada en esta carrera al éxito. Pero todos ellos caerán, porque mis alegrías, mi manantial de esperanza por ser un digno profesor de la lengua de Sir William Shakespeare les hará caer a todos para alzarme victorioso y aportar mi granito de arena a las aulas de este país.

"Hey, teachers leave them kids alone!

All in all it's just another brick in the wall.

All in all you're just another brick in the wall". 

(Pink Floyd)"

https://www.youtube.com/watch?v=NSHJF5y4Tkc

Etiquetas: 
Nivel: