Blog

Consejos para mejorar tu Writing

Esta semana hablamos sobre un tema que seguro que te parecerá interesante: cómo mejorar la redacción en inglés. La mayoría de nuestros alumnos opinan que el Writing es la parte más difícil en los exámenes de inglés. Sin embargo ¡podría ser la parte más fácil!

Piénsalo. En el resto de ejercicios escritos se te pide que pienses o transformes palabras o frases concretas. Este es el caso del Reading and Use of English en los exámenes de Cambridge. En cambio en el Writing tienes total libertad para utilizar el vocabulario o las construcciones gramaticales que mejor dominas.

Si la redacción en inglés se te hace difícil, solo hay un remedio posible: practicar, practicar y practicar. Si estás preparando los exámenes de Cambridge, recuerda que tienes modelos de Writing Exercises a tu disposición en su página web. Empieza por ahí, para familiarizarte con el tipo de ejercicio al que te vas a enfrentar, y después practica con cualquier texto o tema que te parezca interesante. Nunca sabes qué tema se propondrá en el examen, pero hay algunas estrategias muy sencillas que puedes utilizar para elaborar textos aunque no domines la temática propuesta.

La mayoría de exámenes te darán a elegir entre distintos formatos de redacción: ensayo, carta, crítica... Cada uno tiene su estructura y forma correcta de expresión. No es lo mismo hablar a una persona directamente como en el caso de una carta, que al público general como en el caso de una crítica. A lo mejor te encuentras mucho más cómodo expresándote en algún formato concreto, y podrías centrarte en practicarlo para tu examen.

Ten en cuenta que a la hora de evaluar tu ejercicio de Writing, además de tu correcto uso del inglés, los examinadores tendrán en cuenta factores como el formato que has elegido, la puntuación y el vocabulario. Pero, independientemente de todos estos factores, debes ser coherente a la hora de plasmar tu mensaje. Es muy buena idea hacer un esquema previo de lo que quieres decir. Esto te ayudará a asegurarte de que desarrollas cada idea por separado, y de que tu escrito tiene sentido en su totalidad. Reserva tiempo de examen para revisar por lo menos dos veces lo que has escrito. Verás que cuanto mejor te organizas, más fácil es redactar en cualquier idioma que estés aprendiendo.

Ahora que te has propuesto practicar mucho y sabes cuáles son las estrategias claves para tener éxito en la redacción, llega el momento complicado: corregir tu escrito. Lo ideal es contar con un profesor que pueda revisarlo e indicarte si has fallado y cómo mejorar. Considera participar en nuestros cursos para contar con materiales adecuados y profesionales de la enseñanza de idiomas que estarán siempre dispuestos a corregir y guiar tu práctica del idioma. Si no tienes quien pueda ayudarte, hay algunas herramientas -más allá de los diccionarios y manuales de gramática- que puedes utilizar.

En resumen: practica mucho tu Writing. Y después cuéntanos qué tal te ha ido.

Nivel: